Problemas para dormir y dolor persistente

julio 27, 2021
problemas para dormir y dolor

Los problemas para dormir son comunes y pueden estar asociados con un dolor persistente.

Las afecciones musculoesqueléticas (MSK) son las principales causas de discapacidad en todo el mundo siendo la causa más común de dolor severo a largo plazo y se caracterizan típicamente por limitaciones en la movilidad, la destreza y la capacidad funcional que afectan el funcionamiento social y la salud mental, lo que disminuye aún más la calidad de vida en general. Además de esto, las personas que padecen enfermedades de MSK experimentan con frecuencia trastornos o problemas del sueño, pero a menudo se los ve como un simple síntoma de dolor y no como un problema independiente.

Las alteraciones del sueño incluyen un sueño de mala calidad, reducción de la eficiencia y la duración, dificultad o retraso para iniciarlo, fragmentación de la arquitectura del sueño o de la continuidad, aumento de la actividad o movimiento durante el mismo, sueño no reparador y aumento de la somnolencia durante el día. En los adultos con dolor lumbar crónico o de cuello, la prevalencia estimada de problemas del sueño es de aproximadamente el 58,7%. La prevalencia de insomnio es dos veces mayor en pacientes con osteoartritis que sin ella. También se ha descubierto que las alteraciones del sueño son un factor que contribuye a las limitaciones en el funcionamiento diario. Si bien el dolor crónico y el insomnio crónico exacerban profundas consecuencias negativas individualmente, cuando coexisten, su impacto combinado en la pérdida de productividad y el sufrimiento personal se magnifica. En comparación con aquellos que sólo experimentan dolor crónico, aquellos que experimentan tanto dolor crónico como dificultades para dormir informan de una mayor intensidad del dolor, más síntomas depresivos y mayor angustia.

Además, la falta de sueño puede interrumpir varios procesos fisiológicos que luego pueden afectar negativamente la percepción del dolor y pueden empeorar el dolor al influir en el procesamiento de la señal del dolor, el umbral del dolor, la inflamación y la discapacidad.

La relación sueño-dolor es multifactorial y, por lo tanto, se debe adoptar un enfoque múltiple. Las afecciones de MSK generalmente son atendidas por profesionales de atención primaria y rehabilitación, como médicos generales, fisioterapeutas y quiroprácticos. Los médicos de rehabilitación, sin embargo, no suelen evaluar de forma exhaustiva los problemas del sueño, a pesar de que perciben el sueño como importante para la salud y los resultados de rehabilitación.

Los tratamientos no farmacológicos en pacientes con dolor crónico se asociaron con una gran mejora en la calidad del sueño.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar